DEPORTES EN QUILMES

Portada del sitio > FUTBOL > Lo dejaron groggy

Primera B Nacional / Arsenal 4 - Quilmes 1

Lo dejaron groggy

El Cervecero expuso todos sus problemas futbolísticos en Sarandí y cayó por goleada.

Lunes 5 de noviembre de 2018, por Redacción

Quilmes se va goleado de Sarandí y después otra muy mala actuación.

Quilmes se va goleado de Sarandí y después otra muy mala actuación.

Del sueño por mejorar a la pesadilla actual de un equipo que fue vapuleado y cada vez presenta peor forma en el campeonato. Un calvario el paso de Quilmes por Sarandí. Primero porque fue goleado por Arsenal, que jugó un primer tiempo bárbaro en el que prácticamente liquidó la historia, y después porque no parece obtener respuestas futbolísticas y mantiene su involución fecha tras fecha. Pese al momento, recién Marcelo Fuentes hará un balance a fines de año.

Las diferencias quedaron expuestas entre un conjunto que, quizás sorpresivamente, quiere luchar por el ascenso contra otro que viene a los golpes y cada semana que pasa deja más en claro que esta temporada también la vivirá de forma angustiante con los promedios. Un primer tiempo casi perfecto de Arsenal ante un pálido QAC, que apenas reaccionó pasada la media hora.

Fue tan bueno el arranque de los de Sarandí que en apenas 11 minutos ya ganaba 2 a 0, con dos goles casi calcados: buenos centros de Torrent por la derecha ante la floja línea defensiva visitante para la aparición de Facundo Pons que, con dos cabezazos empezó a edificar lo que sería una tarde a puro festejo para los del Viaducto.

Quiso reaccionar el Cervecero, más por ímpetu y ganas que con ideas claras en su juego. Pero así tuvo algunas ocasiones de gol que no pudo convertir y encima, Alvarez Suarez anotaría el tercero justo antes del descanso, casi poniéndole punto final a cualquier expectativa para el tramo complementario.

Y el casi solo equivale al primer cuarto de hora, donde Quilmes descontó y hasta tuvo una clara para ponerse increíblemente en partido. El ingresado Tomás Blanco asistió de buena forma a Anselmo, que paró la pelota y resolvió de primera ante el intento de achique del arquero Gagliardo. Pero fue eso, un espejismo, porque Arsenal volvió a manejar los tiempos del encuentro y, cuando el cansancio por el calor se lo permitió, volvió a molestar.

Sobre el cierre, con todo definido, Necul (una de las figuras de la cancha) desbordó por la derecha, Lluy le cometió falta y penal. Cérica se hizo cargo, reventó la red y los locales terminaron festejando un triunfo de los más importantes en este duelo que siempre tiene características especiales.

El entrenador habló de un mal planteo y del balance que habrá que hacer en el cierre del año. Lo cierto que este Quilmes demasiado pobre, se arrastra por la cancha y parece estar cada vez más condenado a mirar como otros pelean por el ascenso, mientras inicia el sufrimiento propio por cuidar su lugar en la divisional.

Foto: Indios Quilmes