DEPORTES EN QUILMES

Portada del sitio > FUTBOL > Sobre llovido, mojado

Primera B Nacional / Quilmes 1 - Def. de Belgrano 2

Sobre llovido, mojado

Pese al cambio de entrenador, el Cervecero sigue mostrando los mismos problemas en su juego.

Lunes 12 de noviembre de 2018, por Redacción

Otro partido más que se le escapa a Quilmes como local, ahora contra Defensores.

Otro partido más que se le escapa a Quilmes como local, ahora contra Defensores.

La realidad superó toda expectativa que tenía este Quilmes con nuevo entrenador. Con pocas horas de vuelo al mando de Leonardo Lemos, Quilmes volvió a mostrar una muy pálida imagen y terminó perdiendo como local ante un Defensores de Belgrano que es adversario directo en la lucha por mantener la categoría. La visita supo leer mejor el partido y sacó la diferencia y, aunque en el segundo tiempo el Cervecero intentó desde las ganas, no le alcanzó para llegar al empate.

Otra derrota de las que duelen para el QAC. Porque fue como local (la tercera), fue ante un adversario directo en la lucha por la salvación y encima, otra vez mostró claros signos de su poco vuelo futbolístico, al punto que terminó cayendo merecidamente ante un rival que apenas había ganado un partido en el certamen.

A este nuevo Quilmes de Lemos le costó hacer pie en el partido y, en medio de la lluvia copiosa, Defensores se plantó en campo contrario y, con limitaciones a cuestas, se encargó de manejar la pelota e intentar ser profundo. Y en la única de real peligro que gestó el visitante, un centro desde la derecha terminó con un buen anticipo de cabeza de parte del pequeño Ezequiel Aguirre, que le cambio el palo a Ledesma para poner en ventaja a su equipo.

Y para colmo de males, en pleno inicio del segundo tiempo, cuando el equipo sumaba esperanza para cambiar la cara, una jugada hilvanada desde el saque del medio terminó con un cabezazo en el travesaño y, del rebote, Pérez Guedes logró anotar el segundo. Parecía ser una sentencia rápida para el Cervecero, pero un zapatazo de Max rápidamente lo volvió a meter en partido.

A partir de ese instante, intentó llevarse por delante a su adversario más con ganas y esfuerzo que con fútbol. A puro pelotazo lo metió a Defensores de Belgrano contra su área, pero los dirigidos por Nardozza supieron aguantar y hasta pudieron generar más peligro a partir de algún contraataque.

Pocos rasgos de cambios positivos en el juego y mucho por trabajar. El balance del comienzo de una etapa que, sin dudas será dura y complicada, pero que Quilmes deberá encontrar la forma de superar, si es que no quiere vivir momentos delicados durante el próximo semestre.